Si eres de los que disfruta chateando, el nuevo Hotmail te va a sorprender. Y es que, Messenger se encuentra integrado con el mail, de tal manera que nada más entrar en la bandeja de entrada, podrás ver (abajo a la izquierda), qué amigos están conectados.
Cuando entras en Hotmail, se iniciará de forma automática tu sesión en Messenger. Las conversaciones que realices con tus amigos se agruparán en pestañas en la misma página.
Si no quieres que ocurra esto, solo tendrás que mirar la esquina superior derecha de tu bandeja de entrada. Alli verás tu nombre y un cuadrado coloreado que indica tu estado en Messenger. Para cerrar tu sesión de Messenger o cambiar tu estado, sólo tienes que pinchar en este cuadrado coloreado.
Atención, si cierras aquí tu sesión de Messenger, esta seguirá en tu Messenger tradicional si lo tienes abierto.